Parque Nacional Lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro en Michoacán.
Fotografía de Sergio Alfaro Romero.

sábado, 31 de marzo de 2012

Preparando el Domingo de Ramos en Zamora, Michoacán - Fotografías de Sergio Alfaro Romero


















En la víspera del Domingo de Ramos, ya están preparadas frente a la catedral de Zamora las artesanas que ofrecen los ramos para la celebración.

jueves, 29 de marzo de 2012

Parroquia de San Miguel Arcángel en Tlazazalca, Michoacán - Fotografía de Lily Mendoza


Mujer purépecha danzando en Tarecuato, Michoacán, vestida de gala - Fotografía de Jaime Cristóbal López


Torre del Hotel Fénix de Zamora, Michoacán - Fotografía de Anuar Etskuny


Galería de fotógrafos michoacanos - Trueque - Bull Ortiz Galván, de Tangancícuaro


Camote del cerro y chinchayote en Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Teatro Obrero de Zamora - Fotografía de Víctor Javier López Mendieta


martes, 27 de marzo de 2012

Templo de San Francisco en Zamora - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Cristo crucificado en la Parroquia del Carmen, en Zamora, Michoacán

Fotografía tomada de la página de Facebook: Parroquia Del Carmen Zamora.

Flor silvestre - Fotografía de Omar Fernández


Santuario de Guadalupe en Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Fruto de la Pasión o Granada de China - Fotografía de Jaime Ramírez

Don Roberto Marín, desde Kansas City escribe: "Nosotros la conocemos como fruta de la pasión, de la familia que en México conocemos como Granada de China. El nombre le viene por la flor, que tiene forma de corona con los tres clavos de la pasión".

Ofrenda de pan y fruta en Tarecuato, Michoacán - Fotografía de Jaime Cristóbal López


La Beata desde el balneario de la Presa de la Luz en Jacona, Michoacán - Fotografía de Israel López Ruiz


De la Feria del Atole en Tarecuato el próximo 31 de marzo de 2012

¡VAMOS A LA FERIA DEL ATOLE A TARECUATO!
No le saquen...
Por Juan José Rosales Gallegos



Con una tradición de más de cien años de cultura, la Comunidad Indígena de Tarecuato, del municipio de Tangamandapio, Michoacán, realizará este sábado 31 de marzo una edición más de su Feria del Atole. 14 sabores, predominan en una infinita variedad; dulces, salados y picoso.

Los michoacanos suelen dividir su extenso y rico estado por regiones: costa y tierra caliente, la cañada, la región lacustre y la meseta purépecha. En esta última, de culturas indígenas centenarias y hasta milenarias, se encuentra el pequeño poblado de Tarécuato, en la ladera de una montaña de tierra rojiza. Es de esta típica apariencia, con callecitas empedradas inclinadas, techos de tejas a dos aguas y a veces las casas tienen dos pisos de altura.

Lo cierto es que Michoacán (cuya cocina es sin duda una de las principales del país y del mundo) coopera abundante a la nómina de varios cientos, quizá miles, que integran el mosaico atolístico nacional, entre los que destacan Los atoles más apreciados el de haba, granos de elote, garbanzo, chícharo, caña, zarzamora, aguamiel, cereza, tamarindo, fresa, higo, vainilla, canela y nuritín, una hierba aromática y el de chaqueta, que se hace con cáscaras de zapote doradas.

La fiesta se realiza la noche del sábado anterior al Domingo de Ramos, y concluye con la caída del sol en la conmemoración religiosa.

 Lo anterior señalaron sus autoridades que ofrecieron una conferencia de prensa en conjunto con la Comisión de Ferias, Exposiciones y Eventos del Estado de Michoacán, quienes además agregaron que por primera ocasión desde hace muchos años se revivirá la “Danza de los Mulatos”, tradición que se había perdido pero que ahora en esta fecha se revivirá conforme a sus costumbres.

 El evento -se dijo-está organizado por la misma comunidad a través de sus Autoridades Comunales y Civiles además de un Comité Organizador de “la Maiapita 2012”; quienes apoyados por el Gobierno del Estado a través de varias dependencias como la Secretaría de Cultura, Secretaría de Pueblos Indígenas, y la dirección de Ferias, entre otras.

 Cabe destacar que en febrero de 2008, en un hecho histórico para esta población y para el Estado, la reina Margarita II de Dinamarca y el príncipe consorte Henrik visitaron Tarecuato acompañados de Felipe Calderón Hinojosa, presidente de México y el entonces gobernador del estado Leonel Godoy Rangel, ello en el marco de la visita de Estado de los monarcas Daneses a tierras mexicanas, donde los monarcas y los gobernantes mexicanos, se deleitaron probando algunas de los sabores más famosos del Atole indígena.

*Si desea usted llegar a este pequeño poblado y se encuentra en Guadalajara (Jalisco) tome la autopista Número 15, en dirección a Morelia. A 143 kilómetros encontrará Ecuandureo donde hay que desviarse hacia el sur hasta Zamora; una vez allí seguir rumbo a Tingüindín por carretera secundaria y a 30 km llegará a Tarecuato donde encontrará la celebración de la Feria del Atole.

Texto obtenido de la página Facebook: Juan José Rosales Gallegos.

domingo, 25 de marzo de 2012

Casco de la Hacienda de Los Espinos en Zamora, Michoacán - Fotografía de Jaime Cristóbal López


Poesía de Luis G. Franco - No te mueras

NO TE MUERAS

No te mueras temprano
no te mueras
deja que la manzana, deja el agua
deja que deje el dejo acidulado
eso que por la sangre va clamando.

No te mueras temprano
no te mueras.

Te irías triste, fugitivo
halcón herido
barco de naufragio
a rastras arrastrando
ayes y gritos
tus dolientes brazos
al viento del dolor crucificados
tu corazón marchito
y tu silencio helado.

No te mueras ¡que no!
no tan temprano.

Morirás cuando el sol y la proclama
cuando la mariposa
cuando el alba
morirás cuando el fuego y las alondras.

Morirás suficiente
no agotado
abierta aspiración
de grano a grano.

Muerte que engendra vida
un sol te nacerá por el costado.

Alta palabra .
verbo desatado
y morirás
resucitado.

¡No, tú no puedes
morirte tan temprano!

Abril 6 de 1975.

Paseando en lancha en el Lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro, Michoacán - Fotografía de Carlos Pizarro Nieto


Presa Verduzco o de La Luz en Jacona, Michoacán - Fotografía de Israel López Ruiz


San Rafael Guízar Valencia en el altar mayor de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Cotija, Michoacán - Fotografía de Juan Carlos Zamudio Mendoza


Alegoría de ángeles en el Santuario de Nuestra Señora de la Asunción en Tingüindín, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Echando las echúskutas en Tangancícuaro, Michoacán - Fotografía de Omar Fernández

Echúskuta es el nombre purépecha de la tortilla de maíz.

Altar mayor del Santuario de Guadalupe en Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Patos en el Lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro, Michoacán - Fotografía de Rubén Guillén Soto


Fotografías antiguas de Zamora - Cobijas, camisas, colchones y roperos en Almacenes Pérez Ruiz

Fotografía del álbum familiar de la familia Pérez Pedraza gracias a la colaboración de Alejandro.

jueves, 22 de marzo de 2012

Semana Santa en Zamora - Imagen de La Dolorosa en el Templo de Los Dolores - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Panorámica de Los Reyes de Salgado, Michoacán - Fotografía de Anuar Etskuny


Calzada Zamora-Jacona por la noche - Fotografías de Rubén Guillén Soto






Cielo sobre el valle de Zamora, Michoacán - Fotografías de Israel López Ruiz






Flores silvestres de Tarecuato y sus alrededores - Fotografías de Jaime Cristóbal López












Doña Armida de la Vara - De lo cotidiano - Las cruces adornadas





LAS CRUCES ADORNADAS

Era un lindo espectáculo ver las cruces adornadas. Allá arriba de las construcciones ostentaban sus cintas de colores ondeando al aire. Arte efímero, como dijera de sus pinturas por un día José Luis Cuevas. La mano artista de un albañil anónimo escogió los colores y los fue combi­nando a su antojo, sabiamente, con esa sabiduría natural que nace no se sabe de dónde.

Uno no se explica cómo la ciudad está en plena construcción en una época en que los materiales suben desmesuradamente día a día; parece que la gente se ha apresurado a construir para ganarle la delantera a la guerra de los precios. Por dondequiera, en consecuencia, se ven materia­les de construcción en plena calle, obstruyéndola al tránsito y declarán­dola propiedad particular. En la Nueva Luneta permanece así una calle desde hace dos años. Cuando vine a vivir aquí ya estaba un carril en la calle obstruido, obligando a los automóviles a usar el otro carril en dos sentidos. Creo que una buena medida sería que las autoridades compe­tentes requisaran ese material para obras de interés social.

Pero les estaba contando de la hermosa costumbre de las cruces adornadas. Tras cada cruz hay un convivio. Los hombres de la pala y la cuchara festejan su día platicando, comiendo, bebiendo y, a veces, entre rasgueo s de guitarra, cantando. No falta quien, con la euforia del mo­mento, se tire al ruedo del baile.

Allí el parlanchín echa su cuarto a espadas; el contenido como don Carlos, no se sale de la raya jamás; hay otros que un poco aparte, beben su cerveza parsimoniosamente; callados "no más milando"; los jóvenes tímidamente, y a fuerza de animarlos, van tomando las rebanadas de jícama o sandía que se acaban a mordisco limpio, contra el aire. No faltan los que quieren platicar un poco con los dueños de la construcción, así se establece una comunicación "muy padre", como diría cualquier jovenazo de hoy. Así va uno sabiendo cómo ellos se ganan el pan nuestro de cada día; se entera uno de que la señora acaba de tener un bebé; que la hija va a la secundaria; que están haciendo un baño más grande y a propósito ahora que los hijos van creciendo.

Tortilla tras tortilla, la canasta se va vaciando, las cazuelas llenas un poco antes de sabrosa tinga, de arroz, de chicharrones en salsa verde declaran su sabrosura. Los hombres comen entre chascarrillos y risas y algunos, rezagados, prefieren entrarle a la bebetunga, hasta donde el cuerpo aguante. Es un convivio reconfortante y aleccionador que debiera darse con más frecuencia, forzando fechas y festividades. Cada ladrillo pegado, cada cimiento, cada columna, debieran ser motivo para dar gracias a los hombres de la cuchara y la pala.

Zamora, Mich., el 3 de mayo de 1985, día de la santa Cruz

Nota: la fotografía de la cruz adornada fue tomada de: ramoyam1.blogspot.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...