Paisaje en las inmediaciones de Tarecuato, Michoacán.
Fotografía de Jaime Cristóbal López.

domingo, 7 de marzo de 2010

Dibujo de David Maciel Ramos

Para una Monografía de Zamora III



Desarrollo Poblacional

Para los demógrafos oficiales, Zamora es una ciudad media. Según el Sistema Urbano Nacional del Consejo Nacional de Población (CONAPO), 57,765 habitantes vivían en Zamora en 1970.

Veinte años después, en 1990, se registraron 144,890 almas zamoranas en vida y con un afán demográfico con tasa de crecimiento de 2.8% anual.

En esa misma década Morelia pasó de 161,040 habitantes a 428,486, creciendo a una tasa de 5.0% anual mientras que Uruapan pasó de 82,677 habitantes a 187,623, con una tasa de crecimiento anual de 4.2%. Como se puede apreciar, Zamora se colocó en esa década como la tercera ciudad michoacana en cuanto a población y vitalidad reproductiva.

Posteriormente, entre los años 1990 y 2000, la CONAPO, con base en datos del INEGI, informó que la población zamorana creció de 185, 445 habitantes en 1990 a 214,938, en 1995, y a 216,048 en el año 2000.

La tasa de crecimiento en ese lapso es descendente: 2.7% anual, entre 1990 y 1995, a 0.1% anual entre 1995 y 2000.

Con base en el programa originalmente llamado de las 300 ciudades medias del país, la CONAPO clasificó a Zamora en el lugar número 14 entre las 17 aglomeraciones urbanas conurbadas.

De esta forma, para la CONAPO Zamora es semejante a ciudades como Monclova, Zacatecas, Córdoba, Poza Rica, Colima y Guaymas.

El aumento demográfico en Zamora, por otra parte, ha sido un fenómeno primordialmente migratorio: desde poblaciones rurales más pequeñas, aledañas a la ciudad, miles de campesinos y sus familias se han establecido precariamente en asentamientos irregulares, como paracaidistas, en terrenos desprovistos de servicios urbanos, pero con la esperanza de encontrar un trabajo que les permita mejorar su calidad de vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...