Panorámica aérea de Zamora en Michoacán.
Fotografía de Francisco Magdaleno Cervantes.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Mujer purépecha muestra orgullosa sus manos en Patamban, Michoacán - Fotografía de Rubén Guillén López

Cuenta Rubén que esta mujer le mostró sus manos, luego de decorar un tramo de calle en la Fiesta de Cristo Rey, en Patamban, orgullosa de su labor artesanal.

Flores silvestres de Tarecuato - Fotografías de Jaime Cristóbal López











Detalle de bordado michoacano en punto de cruz - Fotografía de Carlos Pizarro Nieto

Carlos se ha dedicado con mucho empeño a documentar la vida cotidiana de Tangancícuaro; las artes manuales, entre otras, y el de bordar en punto de cruz, en particular.

El Café Azul de Jiquilpan - Fotografía de Carlos Magaña Díaz


Realidad expuesta de la mujer michoacana - Fotografía de Caramelo Macab

"Realidad Expuesta", tituló a esta fotografía Dulce María.

Campo florido en las inmediaciones de Tangancícuaro - Fotografía de Bull Ortiz Galván


Publicaciones antiguas de Zamora - Boletín Comercial "Pérez Ruiz" (1954)

jueves, 24 de noviembre de 2011

Municipios de la Región Zamora - Marcos Castellanos


Se localiza al noroeste del Estado, en las coordenadas 19º59‟ de latitud norte y 103º01‟ de longitud oeste, a una altura de 2,000 metros sobre el nivel del mar. Limita al norte con Régules, al este con Jiquilpan, y al sur y oeste con el Estado de Jalisco.


La población del municipio es de 11,012 habitantes, según el II Conteo Nacional de Población y Vivienda 2005. Tiene una superficie es de 234.98 Km², su relieve lo constituyen el sistema volcánico transversal; los cerros de Larios, de la Española, Picacho y de la Leña; Los valles Agua Caliente, el Lomerío y San Miguel; y las planicies Ojo de Rana y del Sabino. Su hidrografía se constituye por el río de la Pasión; los arroyos Agua Caliente, San Miguel y Barranca de la Virgen; las represas de la Arena y Ojo de Rana; y manantiales de agua fría.

El municipio esta comunicado por la carretera federal Morelia-Zacapu-Zamora-Jiquilpan-San José de Gracia-Manzanillo. Cuenta con periódicos, estaciones de radio, televisión local y por cable. Cuenta con servicio de telefonía domiciliaria y casetas públicas, oficina de telégrafos, correo, entre otros.

En cuanto a educación, cuenta con los niveles de: preescolar; primaria, colegio particular a nivel primaria; secundaria, telesecundaria; preparatoria por medio del CBTA; así como un instituto secretarial (PAL); un instituto de cómputo (INTECO) y escuela de educación especial.

Tiene un centro de salud, un consultorio subrogado que da consulta familiar a derechohabientes del IMSS y del ISSSTE, clínica de urgencias particular, consultorios de médicos generales y dentales particulares.
Existe un mercado en la cabecera municipal, tianguis, tiendas de abarrotes, ropa, calzado, ferretería y casa de materiales de construcción.

Cuenta con una unidad deportiva en la cabecera municipal con campos de fútbol y fútbol rápido; canchas de básquetbol, frontenis, voleibol, de usos múltiples; áreas para recreación con juegos infantiles y desayunadores. También hay campos de fútbol, canchas de básquetbol y voleibol en las comunidades.

Las principales localidades del municipio son:

San José de Gracia.
Cabecera municipal:
Su principal actividad es el comercio y la industria de productos lácteos.


El Sabino
Localidad a 14 Km. rumbo Este de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110 hasta el entronque a mano derecha con la carretera que lleva a la localidad. Su principal actividad es la industrialización de carne de cerdo y de productos lácteos. Además de la actividad agropecuaria con cultivos de maíz, frijol, garbanzo; y el ganado bovino, porcino, además de aves.

Ojo de Rana
Localidad a 18 Km. rumbo Noreste de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110 hasta el entronque a mano izquierda con la carretera que lleva a la localidad. La principal actividad es la agropecuaria con cultivos de maíz, frijol y trigo; ganadería con cría de ganado bovino, porcino, además de aves.

San Miguel
Localidad a 20 Km. rumbo Noreste de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110 hasta el entronque a mano izquierda con la carretera hasta el entronque con el camino de terracería que lleva a la localidad. Su actividad económica son los productos lácteos y la agropecuaria, sus principales cultivos son el maíz, frijol, cría de ganado bovino, porcino y aves de corral.

La Rosa
Localidad a 20 Km. rumbo Noreste de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110 hasta el entronque a mano izquierda con la carretera que lleva a la localidad, pasando la localidad de Ojo de Rana.

El Jarrero
Localidad a 2 Km. rumbo Noreste de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110

La Arena
Localidad a 16 Km. rumbo Este de la cabecera municipal y comunicada con ésta por la carretera federal 110, pasando el entronque con las localidades de Ojo de Rana y La Rosa, hasta el entronque a mano derecha con el camino de terracería que lleva a la localidad.

Cultura y Turismo

Fiestas, danzas y tradiciones
El 19 de marzo, fiesta en conmemoración a San José con feria, exposición ganadera, industrial y artesanal, del 13 al 19 de marzo; en marzo o abril Semana Santa; el 14 de septiembre, fiesta regional. También son importantes en este municipio los días 15 y 16 de septiembre en que se celebran las fiestas patrias.

El 4 de mayo, se conmemora la defensa de la población, con un acto cívico en la plaza principal.

El 12 de diciembre, se festeja a la Virgen de Guadalupe, con una kermés organizada por los diferentes grupos parroquiales, donde se presenta un grupo musical y se venden diferentes platillos típicos.

En las comunidades
El Sabino Celebración dedicada a la Virgen de Guadalupe, se lleva a cabo los días 11 y 12 de febrero.
San Miguel

Fiesta en honor a San Miguel Arcángel.

Artesanías
Objetos de barro en color verde, vidriados y decorados con pastillaje. Textiles: gabanes de lana como sarapes. Otros artículos son las monturas para caballo y los azahares para novia.

Centros turísticos
Cuenta con el balneario La Martinica, que tiene dos albercas pequeñas, un tobogán, desayunadores y áreas verdes; y un balneario de agua caliente. Balneario municipal, en construcción, con una alberca grande, baños, desayunadores, estacionamiento, áreas verdes, vestidores, etc.


Notas del Editor:
Este material fue publicado en el año 2007 por el Subcomité de Planeación y Desarrollo Regional (SUPLADER) de la Región Ciénega de Chapala y El Colegio de Michoacán.

Su objetivo fue realizar un Inventario del potencial, en materia de recursos turísticos, de esta parte noroccidental del estado de Michoacán. De esta forma, el documento se presentó como una base para posteriores trabajos, que deben complementarlo, y no como un catálogo exahustivo.

Por otra parte, se advierte que se incluyen lugares en los que se requiere de infraestructura de atención al turista, accesos adecuados y atención en materia de limpieza.

Incluimos toda la información en este blog porque queremos hacer un reconocimiento al trabajo realizado y porque la difusión de sus resultados es sumamente útil para hacernos una conciencia más clara, completa y real de nuestro potencial turístico: lo que tenemos y lo que nos falta realizar.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Paisaje florido en las inmediaciones de Tarecuato - Fotografía de Jaime Cristóbal López


Los Chorros del Varal en Los Reyes, Michoacán - Fotografía de Juan Carlos Zamudio Mendoza


Anciana purépecha en Patamban - Fotografía de Rubén Guillén Soto


Templo de San Francisco en Zamora - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Parroquia del Patrón Santiago en Sahuayo, Michoacán - Fotografías de Carlos Magaña Díaz





Altar al Niño Cristero

Cúpula de gajos.

Catacumbas y criptas.

Criptas.

Estatua del presbítero Enrique Méndez en Día de Muertos.

martes, 22 de noviembre de 2011

Cuetero en la fiesta michoacana - Fotografía de José Luis Trejo Alejandre


Centro Regional de las Artes de Michoacán en Zamora - Fotografía de José Luis Espinoza Melgoza


Torre del Santuario Guadalupano iluminada - Fotografía de Jorge Hernández Álvarez


Por los rumbos de Tangancícuaro - Fotografía de Jesús Ibarra Espinoza


Campesino michoacano (el pan de cada día) - Fotografía de Jaime Ramírez


Tradicional "Baile del Torito" en una boda en Tarecuato - Fotografía de Jaime Cristóbal López


Oración en el templo de San Agustín en Jacona - Fotografía de Israel López Ruiz


Puestos de comida tradicional purépecha - Fotografía de Francisco Martínez

Francisco Martínez publica sus fotografías en Internet con el nombre de franciscomx2005.

¡¡¡Pásele a los taquitos de Ecuandureo!!! - Fotografía de Ángel Ayala Pasache


¡¡¡Pásele a los taquitos de Tangancícuaro!!! - Fotografía de Carlos Pizarro Nieto




Cielo sobre la plaza de Sahuayo, Michoacán - Fotografía de Carlos Magaña


En Tangancícuaro - Fotografía de Bull Ortiz Galván


Fotografías antiguas de Zamora - Zamora en la Revolución (1914)


Fotografías antiguas de Zamora - Zamora en la Revolución

Con la inscripción: "tropas federales salen de Zamora a combatir a los rebeldes", encontramos esta fotografía fechada en 1913.

Apuntes para la Historia de la Villa de Tangancícuaro X - Martín Sámano Magaña


Tangancícuaro insurgente

Al presentarse el siglo XIX, portando en sus alforjas el libro de la historia de nuestra nacionalidad, en cuyas páginas en blanco se escribiría más tarde el advenimiento prematuro de nuestra independencia política, el desmembramiento del territorio patrio y
otros muchos sucesos de dolor y vergüenza encontró a
Tangancícuaro, como a la totalidad de la Nueva España, envuelto en una atmósfera de tranquilidad social y cordial entendimiento entre los naturales (resignados con su eterno destino) mestizos, criollos y peninsulares.

Un día, a fines de septiembre de año 1810, corrió entre los lugareños la inquietante noticia de que el cura de un pueblo de la provincia de Guanajuato, seguido de un gran número de gente de la clase humilde y secundado por soldados y oficiales del gobierno virreinal, había proclamado
la independencia del país. No tardó mucho tiempo en
confirmarse por los arrieros que regresaban de aquella región
tal acontecimiento, sembrando el pánico entre los peninsulares
y criollos enriquecidos y una vaga esperanza de libertad
en el resto de la población.

Al saberse la noticia de la llegada de don Miguel Hidalgo a la
cercana Villa de Zamora, a su paso para Guadalajara, un grupo
numeroso de naturales y mestizos del lugar fue a incorporarse a las
filas de la libertad.

La confirmación de que la guerra de independencia había
principiado determinó el inicio de la dislocación de la vida social de
nuestro pueblo, especialmente en su aspecto económico, pues gran
parte de la gente adinerada emigró a lugares de mayor seguridad
para sus intereses personales, mientras que los campesinos que
vivían en estancias, rancherías y haciendas aledañas se
concentraron en el pueblo con idéntico fin.

Este cambio en el ritmo de vida de la comunidad,
aunada a la presencia en la región de grupos insurgentes
que operaban al mando de don José Antonio Torres,
quien hacía algunos días se había apoderado de La Piedad, alentó al
vecindario a secundar la causa de la independencia.

No obstante la existencia de fuerzas virreinales en la cercana
ciudad de Zamora, que había sido recuperada por el general
don José de la Cruz desde el 17 de enero, y a pesar de las
exhortaciones y amenazas del teniente de cura don Francisco
Mendieta para que el pueblo permaneciera leal a la autoridad virreinal;
el lo de julio de 1811, gran número de vecinos del lugar,
armados de machetes y lanzas, se lanzaron a la revolución
al grito de ¡VIVA AMERICA! ¡MUERA EL MAL GOBIERNO!

Las amenazas del bachiller Mendieta no tardaron en cumplirse,
pues al siguiente día de los acontecimientos a que nos referimos,
abandonó la población privando a sus moradores que por entonces
eran profundamente religiosos, de todo auxilio espiritual. Fue hasta
el 15 de febrero de 1816 cuando se reanudó el culto, al hacerse
cargo de la vicaría el bachiller doctor Vicente Álvarez, por mandato
del licenciado don José Antonio Aro, cura y juez eclesiástico del
partido de Jacona.

Nuestros insurgentes se unieron seguidamente a las guerrillas que
operaban en esta región de la provincia, al mando de don José
Antonio Torres, y muchos de ellos sucumbieron heroicamente en el
combate librado por el jefe insurgente en el lugar llamado Las
tunas agrias, al poniente de Tlazazalca, donde fue derrotado
por el jefe realista don Pedro Celestino Negrete, en los últimos días
del mes de febrero de 1812.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...