Paisaje en las inmediaciones de Tarecuato, Michoacán.
Fotografía de Jaime Cristóbal López.

martes, 30 de abril de 2013

Torres del Santuario Guadalupano de Zamora en Michoacán - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Kiosco en la Plaza de Armas de Tingüindín en Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Presa Verduzco o de la Luz en Jacona, Michoacán - Fotografía de Ramón López Álvarez


Pato en el lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro en Michoacán - Fotografía de Rafael Verduzco Martínez


Máquina de ferrocarril en la puerta norte de Zamora, Michoacán - Fotografía de Rafael Esquivel Magaña


Candil del Santuario de Nuestra Señora de la Asunción en Tingüindín, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Galería de fotógrafos michoacanos - Una tarde en el río - Jaime Cristóbal López, de Tarecuato


domingo, 28 de abril de 2013

Galería de fotógrafos michoacanos - "Caminante no hay camino..." - Jaime Cristóbal López, de Tarecuato


Reloj y torre sur de la catedral de Zamora en Michoacán - Fotografía de Jaime Ramos Méndez


Chorros del Varal en el municipio de Los Reyes, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Crucifijo en la ventana de la catedral de la diócesis de Zamora en Michoacán - Fotografía de Rafael Esquivel Magaña


Embarcadero en el lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro en Michoacán - Fotografía de Rafael Verduzco Martínez


Finca rural en Jacona, Michoacán - Fotografía de Ramón López Álvarez


Glorieta de la antigua Estación del ferrocarril en la puerta Norte de Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Palmeras en la plazoleta de Los Insurgentes, frente al Mercado Morelos o "Pasaje de los dulces" en Zamora, Michoacán - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


viernes, 26 de abril de 2013

Torres de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Tangancícuaro, Michoacán - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Nubes de cristal en la Torre San José de Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Crucifijo del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe en Zamora, Michoacán - Fotografía de Rafael Verduzco Martínez


Anciana purépecha de Michoacán con rebozo-Fotografía de Ramón López Álvarez


Chorros del Varal en el municipio de Los Reyes, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Flores silvestres de Tarecuato en Michoacán - Fotografías de Jaime Cristóbal López








Fotografías antiguas de Jacona - Tranvías de mulitas frente al antiguo Colegio de la Purísima

El señor cura don Antonio Plancarte y Labastida fundó este sistema ferroviario, pionero en todo el país, que hizo el servicio de transporte de pasajeros entre Zamora y Jacona a finales del siglo XIX. Los vagones eran tirados por mulas y los rieles daban vuelta a las plazas principales de ambas poblaciones, realizando un circuito que en Zamora contó con una línea hasta la estación del ferrocarril nacional, por la calle de Iturbide, hoy Madero.

Algunos datos geográficos de Tingüindín en Michoacán (segunda parte) - Texto de don Ramón Pardo Pulido (publicado en 1957) - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


La población está asentada en las estribaciones finales del cerro de Patamban, de la sierra de Michoacán, hacia el occidente, a la que igualmente corresponde el Pico de Tancítaro, que es el de ma­yor elevación en el Estado. El Patamban tiene una altura de 3750 metros, sobre el nivel del mar, y el Tancítaro de 3860 metros, sobre el mismo nivel.

En la falda oriental del Tancítaro, aproximadamente a unos cuarenta kilómetros al sur este de la Villa de Tingüindín, el día 20 de febrero de 1943, nació el volcán "Parícutin", que a la fecha se encuentra ya apagado, habiendo durado aproximadamente siete años en actividad.

Perjudicó grandemente a varias poblaciones de la sierra, pero muy especialmente a San Juan Parangaricutiro, que desapareció com­pletamente, al igual que "Parícuti". De Parangaricutiro, quedó se­ñalado el lugar donde existió, porque las corrientes de lava no pudieron destruir los muros del templo, ni la torre, pues quedaron aprisiona­ dos, por el interior y el exterior del templo, por las corrientes de la­va que como ríos de fuego se extendieron destruyendo toda la pobla­ción, y que ya ahora se han ido petrificando.

Al siguiente día del nacimiento de ese volcán, estuvimos un gru­po numeroso de vecinos de Tingüindín, a contemplar el espectáculo de verdadera maravilla, que ofrecía ese acontecimiento, al princi­piar a formarse un nuevo cerro, en forma de cono truncado, en la cadena de montañas del Tancítaro, como seguramente nacieron los miles de volcanes apagados, que forman esa sierra del Golfo de Mé­xico al Océano Pacífico, precisamente en el paralelo diecinueve. Y que seguramente habrán estado en erupción, de uno por uno, hará miles y miles de años.

Al regresar al pueblo a los dos días, escribí las impresiones de lo que nuestros ojos contemplaron, seguramente que por la única vez en nuestra vida, y sugerí el nombre que debería de llevar el nuevo volcán, es decir que yo le impuse el nombre de "Parícutin".

Quien quiera comprobar lo anterior, puede acudir a la Heme­roteca Nacional, en la Ciudad de México, y buscar el diario metro­politano "El Universal", número 9554, del sábado 27 de febrero de 1943, o "El Informador" diario de Guadalajara, número 8820, del viernes 26 de febrero de 1943, pues ambos diarios publicaron mi ar­tículo, en esa ocasión, sobre el nuevo volcán, escrito en Tingüindín el día 23 de febrero de 1943, o sea tres días después de su nacimiento.

La Villa de Tingüindín, tiene actualmente las siguientes comu­nicaciones:

Por ferrocarril, el ramal de los Nacionales de México, que par­tiendo de Yurécuaro, pasando por Zamora, tiene su terminal en la cercana ciudad de Los Reyes. De Yurécuaro a Zamora, por esa vía, hay 42 kilómetros; de Zamora a Tingüindín, 75 kilómetros, y 19 ki­lómetros más, de aquí a Los Reyes, haciendo un total de recorrido, por dicho ramal, de 137 kilómetros.

Ese ramal fue construido a principios de este siglo, y le dio mu­cha vida económica V riqueza a estas poblaciones, pues por la esta­ción de Tingüindín, y lugares cercanos de embarque, salieron mu­chos millones de durmientes de pino y encina, maderas aserradas y durante muchos años, cantidades enormes de leña, cuando todavía las máquinas de vapor, gastaban ese combustible.

Los planes de construcción eran de que de Los Reyes, seguiría hacia el sur, hasta algún punto de la costa de Michoacán, en el Océa­no Pacífico, pero esos proyectos no pudieron realizarse, por las dis­tintas revoluciones que azotaron esta región, prácticamente desde 1910, hasta 1929.

Hace poco más de seis años iniciaron los trabajos para la carre­tera Jacona a Los Reyes, pasando por Tingüindín, y pronto estuvie­ron listas sus terracerías, por las que se ha transitado, hace poco má:> o menos cuatro años.

Precisamente a principios de este año de 1957, han empezado los trabajos de su pavimentación, en los que están trabajando actualmente.

Vienen de Los Reyes a Tingüindín, y seguramente para continuar hasta Jacona, en donde entronca con la carretera nacional de Gua­dalajara a México.

Por esa carretera hay 42 kilómetros de Jacona a Tingüindín, y 19 kilómetros más a Los Reyes, y por lo tanto en total 61 kilómetros.

Anteriormente, es decir antes de la construcción de la carretera, de que acabamos de hablar, de Jacona a Los Reyes, para llegar a la carretera nacional de Guadalajara a México, había que tomar el tren y bajar en la estación Moreno, o llegar en el tren hasta Zamora, por donde pasa también dicha carretera nacional a México.

jueves, 25 de abril de 2013

Torre del templo de San Francisco de Asís en Zamora, Michoacán - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Monumento a San juan Diego en el atrio del Santuario Guadalupano de Zamora, Michoacán - Fotografía de Ricardo Cruz


Ancianos en la plaza principal de Tangancícuaro en Michoacán - Fotografía de Ramón López Álvarez


Reflejos en el lago de Camécuaro, municipio de Tangancícuaro en Michoacán - Fotografía de Rafael Verduzco Martínez


Plaza Zamora en el Portal Amado Nervo de Zamora de Hidalgo, Michoacán - Fotografía de Rafael Esquivel Magaña


Puerta rústica en la calle Guerrero de Tingüindín, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Galería de libélulas en las inmediaciones de Tarecuato, Michoacán II - Fotografías de Jaime Cristóbal López






martes, 23 de abril de 2013

Presa Verduzco o de la Luz en Jacona, Michoacán - Fotografía de Jaime Cristóbal López


Follaje de la Calzada Zamora-Jacona en Michoacán - Fotografía de Jaime Ramos Méndez


Chorros del Varal en el municipio de Los Reyes, Michoacán - Fotografía de Luis Francisco Duarte Medina


Calzada Perfecto Méndez Padilla (o Zamora-Jacona) - Fotografía de Rafael Esquivel Magaña


Viejo árbol en la Calzada Zamora-Jacona (Perfecto Méndez Padilla) - Fotografía de Rafael Verduzco Martínez


Antigua finca rural en Jacona, Michoacán - Fotografía de Ramón López Álvarez


Calzada Perfecto Méndez Plancarte (o Zamora-Jacona) - Fotografía de Ricardo Cruz


Virgen tallada en un árbol de la Calzada Zamora-Jacona por Luis Cornejo - Fotografía de Sergio Alfaro Romero


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...